Amigas del Castell de la Floresta

Charlas de un grupo de vecinas de la Floresta

¿Qué son y por qué le salen milios a mi bebé?

milios bebe

Durante el verano es normal que a nuestro bebé le salgan pequeños granitos en la piel, sarpullido conocido como sudamina o miliaria. Esta es una reacción normal de la piel del bebé cuando las glándulas sudoríparas se obstruyen y, por tanto, no pueden eliminar normalmente el sudor que producen.

A continuación te hablamos más sobre la miliaria y cómo tratarla.

 

La piel delicada de nuestro bebé

En bebés de menos de un año es muy normal que aparezcan pequeños granitos blancos o rojos en las zonas del cuello, el pecho, la espalda y la cara. Esto se debe a que estos son los lugares con mayor cantidad de glándulas sudoríparas que, al obstruirse, no tienen manera de expulsar el sudor.

La sudamina puede ser prevenida con sencillas medidas. Lo principal es evitar el bebé pase calor y, por tanto, sude en exceso. Debemos mantenerlo a una temperatura agradable y evitar el uso excesivo de ropas. También se recomienda evitar prendas muy ajustadas que solo producirán más calor y el uso de piezas de algodón, un excelente absorbente natural.

Contra esta enfermedad, el aire acondicionado y el ventilador son tus grandes aliados.

 

La clave está en la higiene

Es importante, además, mantener una adecuada higiene corporal. Los baños permiten remover cualquier suciedad presente en la piel del bebé y le refrescan. Se debe evitar el uso excesivo de cremas, pues pueden causar que los poros se obstruyan y aparezca los milios.

También debe cambiarse con regularidad el pañal para evitar la humedad en la zona genital, de por sí con una piel muy frágil, y la aparición de la llamada dermatitis del pañal.

En los casos en que ya exista la miliaria el tratamiento adecuado es implementar, primeramente, las mismas medidas que la evitan: controlar la temperatura del bebé y evitar que sude en exceso. Es importante no aplicarle talcos o cremas hidratantes en estos momentos, pues solo podrían empeorar la situación.

Si la miliaria es muy fuerte y causa molestias al bebé, debe consultarse con el pediatra que podrá recetar algún medicamento que ayude a la pronta recuperación del niño.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *